SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano dio a conocer la escogencia de otros dos nuevos inmortales que serán exaltados en el XLIX Ceremonial del domingo 18 de este mes a partir de las 10:00 de la mañana.

Las nuevas selecciones corresponden a Víctor Hansen, uno de los más genuinos y mejores armadores que ha tenido el baloncesto dominicano en toda su historia, y Generoso Montero, otrora gran selección nacional de karate.

BALONCESTO DOMINICANO
El Pabellón de la Fama, a través de un comunicado de prensa, dijo ahora que totalizan siete los escogidos hasta el momento para el 49 Ceremonial que tendrá lugar en el Auditorio del Pabellón del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Ahora sólo falta por anunciar el octavo y último elegido, agregó la institución, a través de su presidente, el doctor Luis Scheker Ortiz.

Recordó que han sido electos el ex boxeador profesional Miguel Montilla y los propulsores Horacito Veras y Arturo Morales, por parte del Comité de Veteranos y los miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama; mientras que la escogencia de Pedro Martínez y Ramón Dorcine recayó en los miembros de asociaciones de cronistas deportivos del país.

“Estamos trabajando con la elección del octavo futuro inmortal”. A más tardar esta semana o al comienzo de la próxima, la prensa deportiva local y el país sabrán de quién se trata”, dijo el presidente del Pabellón de Fama.
Hansen, el gran armador

La trayectoria de Víctor Hansen como basquetbolista se define de dos maneras, un notable armador y un mejor jugador a la hora de manejar el balón, leer el juego y habilitar a sus compañeros. Empero, fue también un respetable anotador y la decencia hecha persona dentro y fuera de la cancha.

Oriundo de Santo Domingo y nacido el 25 de febrero de 1960, Hansen está ubicado en un sitial de preferencia entre los armadores que han jugado en la casa de don Virgilio, como le llaman también al Palacio de los Deportes.

Si no fue el premier de su generación, la crítica lo ubica entre los mejores cinco armadores de todos los tiempos, equiparando su valía con las de los hoy inmortales José -Boyón- Domínguez, José -Maíta- Mercedes, Eduardo Gómez y Manolito Prince, entre otras grandes figuras de la posición uno.

De hecho, Víctor compartió estrellato en cancha con Maíta en un mismo equipo (Los Mina) y su estadía en la liga coincidió con la del líder en asistencias de todos los tiempos, Domínguez, y con otros grandes de la posición como Radhamés Díaz, Ismael Tapia y Mario -Lolo- Regús.

Hansen también fue un grande como miembro de diferentes selecciones nacionales, habiendo representado los colores patrios en 10 eventos internacionales, como los torneos Centrobasket 81, 87, 89 y 95, los Juegos Panamericanos de 1983, Preolímpico de Basket del 84, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santiago 86 y México 90, y los torneos Premundial de 1989 y 93, respectivamente.

A nivel del baloncesto distrital ha sido uno los jugadores más longevos, tras haber accionado en 20 campeonatos, los primeros nueve con los Astros y los restantes con Los Mina, su barriada y donde se forjó como jugador desde las categorías inferiores con el club Los Coloides.

Además de una carrera matizada por el éxito, Víctor fue uno de los llamados “Jugadores de Hiero” y su salud que la que le permitió jugar 20 campeonatos de liga. Llegó a jugar ininterrumpidamente en 189 partidos, desde 1979 a 1990. Se inició como defensa tirador y se convirtió en uno de los más completos armadores en la historia.

Es recordado por su calidad dentro de la cancha, por su caballerosidad y su decencia en el trato hacia sus compañeros, contrarios, entrenadores y periodistas. Era definido como un armador de buena defensa, sobre todo un gran robador de balones. Pasaba bien, tenía gran visión de juego, memoria y era un tirador sobre promedio desde el campo.

Su larga carrera se resume en 3,110 puntos anotados y average de 10.6, 713 asistencias, segunda mejor cifra histórica de la liga. Es el séptimo mejor encestador de por vida y uno de al menos cuatro jugadores con 250 o más partidos jugados (292), segundo de por vida. Es de los líderes históricos en bolas robadas (347), tercero; porcentaje de tiros de campo (58.8 pct), quinto con 2,475 intentos y 1,449 aciertos; tiros libres (727 y 80.3), cuarto.

Hansen sólo vio acción en cinco o menos juegos en su año de debut con los Astros en 1978. Desde entonces jugó en cada uno de los encuentros de temporada regular, compuestos de 15 partidos mayormente, dos de 20 choques, tres de 14 y dos de 12.

En sus dos primeros años de titular (79 y 80) promedió 9.4 puntos encuentros, pero a partir de ahí tuvo 13 campeonatos consecutivos con cifras dobles en anotación.

Su mayor producción en promedio y total fueron los 14.9 y 299 de 1985 cuando todavía jugaba para los Astros de Montecarlo. Es el único jugador de la liga con al menos tres mil puntos y 700 asistencias.

Hansen conseguiría su mayor logro como jugador en el torneo de 1993 cuando ayudó a los Mina, junto a Maíta, el refuerzo Marshall Wilson y José -Grillo- Vargas, a ganar su primer campeonato en el basket distrital, derrotando 3-2 en una reñida final a un conjunto del club Arroyo Hondo que tenía como figura cimera al líder anotador de todos los tiempos y hoy inmortal Vinicio Muñoz.

PIE DE FOTO
Víctor Hansen en su época de jugador con Los Mina.

Por Jacinto Diaz

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar www.basketdominicano.com tus comentarios son muy importantes para nosotros... El Basket nos Une!!!